Cuchillos de Supervivencia


Cuchillos de supervivencia


El mundo de los cuchillos de supervivencia es vasto y las personas pueden sentirse confundidas al momento de escoger uno, pues no existe tal cosa como el cuchillo perfecto, sino que cada quién debe escoger el que más le servirá de acuerdo con sus necesidades y gustos.

Por ello, aquí te traemos una guía paso a paso que te ayudará a elegir el mejor cuchillo de supervivencia para ti si eres novato.

Cómo escoger el cuchillo de supervivencia ideal

Al escoger un cuchillo de supervivencia hay que tener un par de factores importantes en cuenta. No se trata de que unas cosas sean buenas y otras sean malas, sino de que, dependiendo de tus actividades, algunas cosas te serán útiles y otras no tanto.


1.-Tamaño

Los cuchillos de supervivencia no necesariamente deben ser tamaño XL, sino que varían dependiendo del tipo de actividad que planeas o puedes llegar a necesitar.

Un cuchillo pequeño-mediano es útil para tareas en las que se requiere precisión como tallar madera, cortar cosas pequeñas y preparar alimentos. Por otro lado, uno grande es fantástico para tareas más pesadas como desmalezar y cortar y partir madera.

Un cuchillo siempre tendrá (o debería tener) una empuñadura o mango de por lo menos diez centímetros, en el caso de un cuchillo pequeño, la hoja puede oscilar entre 7 y 13 cm como en el Azero, hecho en acero de alto contenido en cromo, que le da una extraordinaria resistencia a la corrosión, o el Cudeman, con un grosor de hoja de 5.33 mm. Ambos son muy útiles en senderismo, pesca y alpinismo.

bushcraft

bushcraft survival kit

En cambio, un cuchillo mediano o grande tendrá una hoja de entre 13 y 20 cm, como el caso del Fire Spark, que incluye pedernal, y el Commander (ambos de acero inoxidable), y su uso con madera es tan frecuente que es muy común que tengan el lomo serrado. Estos cuchillos son especialmente útiles para campismo y expediciones a zonas boscosas.


commander cuchillo de monte

Por último, están los modelos que se tambalean en la delgada línea que divide a los cuchillos de los machetes. Ya sea por su tamaño, solidez o peso, algunos cuchillos son útiles para abrirte paso por donde sea. Ejemplo de esto son los Kukri, los Bowie y el K25 de RUI, capaz de competir con un hacha.


tracker K25


2.- Enterizo (Full tang), Espiga, Ensamblado o Plegable

Existen estos cuatro tipos de cuchillo, y cada uno resulta útil para distintos propósitos

Los enterizos o full tang, son cuchillos en los que el mango y la hoja son una pieza continua de metal y el mango consiste en dos placas de madera u otro material pegadas a los lados. Suelen ser los más confiables, pues incluso si la empuñadura se daña, basta un poco de cuerda para seguir utilizándolos. Un buen ejemplo es el Cudeman Boina Verde, que viene en dos versiones: una con funda de cuero y otra con funda de kydex. Este es sin duda el mejor cuchillo de supervivencia segun nuestra opinion. Tambien otro cuchillo de la marca Cudeman , el modelo Operator con funda de Kydex.



cudeman operator




En los cuchillos de espiga, la hoja se une al mango mediante una “colita”. Estos tienden a ser los cuchillos más ergonómicos, pues el mango es de una sola pieza y ofrece un agarre muy cómodo, como el Kombat King III, que además tiene espacio para un kit de supervivencia. Adicionalmente, estos tienden a ser los cuchillos más estéticos.

Los cuchillos ensamblados son aquellos en los que el mango consiste en un tubo y está unido mediante soldadura o una fijación mecánica a la hoja. La gran ventaja de estos cuchillos es que el mango hueco sirve para alojar un pequeño kit con cerillos, anzuelos, hilo o incluso medicamentos, a la vez que su tamaño proporciona un agarre sumamente ergonómico, como el Combat king, que incluye un kit completísimo de supervivencia o los Thunder I y Thunder II, que se han convertido en favoritos justamente por la gran comodidad de su mango que, aunada al recubrimiento de titanio de su hoja, lo hacen el compañero ideal de aventura.


thunder i k25


Por último, están los cuchillos plegables; cuchillos en los que la hoja está unida al mango mediante un eje, de modo que puede plegarse para caber cómodamente en el bolsillo. Estos son perfectos para cargar en el día a día (un ejemplo son las navajas suizas), pues son compactos y no necesitan de una funda o vaina.


navaja supervivencia cudeman


Sin embargo, cuando se trata de supervivencia, cualquier tipo de unión es sinónimo de debilidad, y definitivamente no podrás hacer las tareas más exigentes con una navaja de bolsillo sin arriesgarte a romperla o dañarla. Si te decides por una navaja de este tipo, te aconsejamos optar por aquellas de hoja con bloqueo, pues son más confiables para trabajar.


3.- Atención a la punta

Cuando llegue el momento, tu cuchillo será tu herramienta primaria, así que tienes que poner atención a todas sus partes, incluso a la punta.

Aunque pueda parecer algo obvio, prefiero mencionarlo porque he visto ya varios cuchillos de supervivencia, sobre todo de origen chino, que tienen puntas anguladas, redondeadas, en gancho e incluso en ángulo (como el Tanto japonés): ninguna de estas es aconsejable para un cuchillo de supervivencia.

Las dos funciones básicas de un cuchillo son cortar y punzar (por eso son herramientas punzocortantes), y para poder punzar con eficacia, necesitas una punta firme y bien afilada. Esta característica te permitirá además realizar muchas tareas que serían simplemente imposibles con una punta deficiente.


4.- Un filo basta

Otra de las cosas excéntricas que he visto, es la llegada de cuchillos de supervivencia de doble filo. A menos de que seas un caballero medieval en camino a Jerusalén, esto no tiene gran utilidad, pues el doble filo es más propio de una daga que de un cuchillo.

Esto se debe a que tener una hoja afilada por ambos lados la vuelve menos maniobrable: una técnica común es apoyar el pulgar en el lomo del cuchillo para poder cortar con más fuerza, y esto es imposible (o al menos muy doloroso) con un doble filo.

Cabe mencionar que hay algunos modelos -como los cuchillos Bowie- que cuentan con un contrafilo en la punta del lomo. Este es uno de los pocos casos en los que tener dos filos puede ser útil, pero en general lo mejor es mantener las cosas sencillas: el mejor ejemplo es el Morakniv Bushcraft survival, un cuchillo que vuelve a lo básico sin escatimar en utilidades.

morakniv bushcraft

Existen muchísimos criterios adicionales para elegir tu cuchillo ideal, como el tipo de lomo, solidez del pomo, tipo de acero, material de la empuñadura, guarda para los dedos, acanaladuras, agujeros para correas y muchos más, pero definitivamente estos cuatro aspectos básicos son suficientes para tomar una buena decisión inicial al escoger un cuchillo de supervivencia.





No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado